27 junio 2010

Pequeñeces

Sacó el pie del zapato y se lo volvió a calzar. Q no daba crédito. El 38, su número de hacía años, le quedaba enorme. El dependiente hizo la comprobación; lo comparó con otros modelos, sacó el metro, extendió la palma; ninguna duda de que fuera el 8. A regañadientes, Q accedió a probarse el 34: como anillo al dedo. Al volver a casa se lo comentó a su marido; éste cayó en la cuenta de que, en un sentido pudendo, también él se estaba quedando pigmeo. ¿Sería la economía? Acudieron a la Comunidad de Madrid, Atención al Ciudadano, donde previo pago de tasa les remitieron a la sección de Afectados por la Crisis. Abonado el impreso, les dijeron que su problema de encogimiento correspondía a los Servicios de Salud. Ya en Urgencias, un médico les pidió para un bocata y le dieron toda su calderilla. Cada vez se sentían más pequeños. Cuando llegaron a Admisión tuvieron que saltar para que la recepcionista les viera tras el mostrador. Quisieron atenderlos, pero para entonces eran tan diminutos que la primera corriente de aire se los llevó calle abajo.

7 comentarios:

Oli dijo...

Curioso que, tratando de gente menguante, este cuento sea uno de los más largos que has publicado.


OLI I7O

Julia dijo...

Esto me tranquiliza. El día que escriba un microrrelato me podré presentar al Nadal.

Andrés dijo...

Es magnífico, de veras. Me veo, para mi desgracia, muy reflejado. Y oye, ¿estás segura de que JJMillás no te está birlando estos artículos para ponerlos en su columna de los Viernes el EP. Aunque no: aún tiene que aprender bastante para igualarte. Besos, A.

Julia dijo...

Siento que te veas reflejado, A. Como te puedes imaginar, yo soy la del zapato.

De todos modos, gracias por tu cumplido con el que, así sin quererlo, cierras otro círculo. Si echas un vistazo aquí verás que un día yo fui "ventaniana":

http://www.ateneoinformatico.net/dombodan/index_c.htm
("Ventanas", "En el principio")

Te dejo que adivines quién de esa lista soy yo. Si corro el peligro de que me mandes a la porra, pues te lo digo y c'est fini. Besos.

Andrés dijo...

Dímelo, porque no tengo ni idea. :D

Julia dijo...

María de Miguel.

Andrés dijo...

Enhorabuena: veo que llevas tiempo entrenándote con éxito :D Besos, hablamos. AM.