26 julio 2009

Volando voy

S tenía una visión portátil de la vida; tanto le irritaba lo definitivo que había cambiado de oficio tantas veces como de novio o de tinte. Las cartas no le llegaban porque se había mudado de domicilio, los amigos se le perdían ante las solicitudes de nuevo destino; se hizo una experta en retapizar y redecorar. Un día entró por casualidad en una tienda de bricolaje y descubrió la sección de ruedas. Menuda fascinación. Se ampliaban al infinito sus posibilidades de mover lo inmóvil; pondría ruedas a banquetas, horno, pretendientes y bidé. Resolvió comprarse diez cajas. Cuando salió a la calle comprobó que, con tan aparatosa carga, apenas podía ver lo que tenía a un palmo; encima comenzó a llover. S se apresuró a cruzar el paso de cebra y los peatones pusieron el grito en el cielo, cómo no ha visto a ese renault. De pronto todo se quedó quieto: el conductor con las manos en la cabeza, la gente horrorizada y S sin conciencia sobre la calzada que eso sí se llenó de ruedas que salieron en mil direcciones.

L A M I C R O S C O P I S T A ©

9 comentarios:

Plegador dijo...

Me ha encantado (aunque sea un poco macabro) la imagen de “S” tumbada y decenas de ruedas alejándose hacia el resto de direcciones como si de la protagonista escapasen todas esas inquietudes que la hacían permanecer en constante cambio y movimiento dándole paz por fin. También la ironía que representa que, tras decidir poner ruedas a todos los objetos que la rodean sea un coche la que ponga fin a su historia…….Simplemente Genial Julia!!!

Julia dijo...

Plegador, prenda, qué gusto leerte por aquí. Me ha hecho mucha gracia lo de las ruedas del coche, ya te dije que lo mejor de escribir relatos es que, una vez publicados, dan lugar a mil lecturas distintas...

Fanny Brice dijo...

Cómo no se le ocurrió poner ruedas a las cajas...

Oli dijo...

¡Eso mismo pensé yo, Fanny!

¡Plegador! Siento que no escucharan tus plegarias, y no haberte visto en los créditos como tal, pero para mí eres el único Plegador.


OLI I7O

Fanny Brice dijo...

Sin embargo, gran idea lo de poner ruedas a los pretendientes.

PleGador dijo...

Me ha encantado OLI, muchas gracias...nos vemos en Tu Planeta!

Andrés dijo...

¿Hola? ¿Hay alguien dentro del microscopio? Si lo hay, le mando abrazos, y espero que vuelva pronto. A.

Julia dijo...

Un abrazo muy fuerte para ti, Andrés. ¿Qué prefieres, que escriba sobre la manga ranglan o sobre la japonesa? Llevo un par de días intentando decidirme.

Andrés dijo...

Sobre la manga ranglan, que no sé qué es (aún menos que la japonesa, aunque esta la supongo, porque hay una tienda de confección en Claudio Coello a la que iba mi madre, y mira tú, me hace asociar). Quedamos a la espera. A.