12 abril 2009

Golpe de estado

Si algo le pedía K a un hombre es que fuese valiente. Para buscarlo ideó un plan. Eligió una línea de metro concurrida y se montó en una estación, la inicial, que apenas recogía pasajeros. Colocó una cuchara en el asiento situado junto al suyo y esperó. A medida que el tren hacía su recorrido los viajeros fueron ocupando las plazas, a excepción del la contigua a K, que parecía maldita. Verla y optar por otra eran una sola cosa. ¿Nadie se atrevería a destronar a aquella cuchara? Allí continuaba, bailando con el traqueteo; riéndose de la especie humana y sus frenos. Y llegó un momento en que no quedó un solo hueco en el vagón. Más miradas oblicuas, más mohínes, pero la misma renuncia (total, para dos paradas que me quedan). Hasta que llegó el interregno. Un hombre de aspecto leído se subió en Mar de Cristal, cogió la cuchara y se sentó.

L A M I C R O S C O P I S T A ©

8 comentarios:

Fanny Brice dijo...

Qué tendrá Mar de Cristal, que a mí se me quedó dentro el nombre la primera vez que pisé esa parada de metro (y que siempre me trae a la memoria a mi mejor amigo).

Oli dijo...

Jeje... me hace sonreír este cuento.

Dependiendo de qué línea cogiese (la 8 o la 4) y dónde empezase, el cuento toma un cariz más dramático o casi cómico.


OLI I7O

cousnin

Andrés dijo...

La cuchara en cuestión... ¿estaba posada en su lado cóncavo o en el convexo? Este punto es muy importante para saber de qué tipo de hombre valiente se trataba, y es algo que le debes de preguntar a K. y luego contarnos. Besos, AM

Julia dijo...

Fanny, me alegra que en Mar de Cristal confluyan tus recuerdos. Oli, ojalá nos expliques qué es ese jeroglífico que acompaña a tu rúbrica (¿te estás comunicando con un Ente Superior?). Y Andrei, K está sin cobertura (debe de andar todavía en el metro). Yo diría que es más valiente quien levanta una cuchara convexa, porque no sabe si esconde algo debajo. ¿Cuál es tu teoría?

Andrés dijo...

Veo que coincidimos: eso mismo había pensado yo. Besos, AM

Oli dijo...

Es la palabra de comprobación, que a veces merece la pena compartirla. Tú no la ves al comentar porque eres autora, pero en otros blogs donde comentes sí que la verás (...)

Por otro lado, una cuchara convexa muestra un reflejo real, mientras que la cóncava muestra uno invertido. ¿Quién sería más valiente?


OLI I7O

Fanny Brice dijo...

Convexa, hay que ser muy valiente para verse reflejada en ella como por un ojo de pez.

Oli, mi palabra es jammis; estoy de acuerdo, podríamos hacer un glifonario de compralabras googleicas.

Guardagujas dijo...

Pues solo por esta palabra de comprobación merece la pena comentar... ¡que me encanta el cuento!

foxyloos