28 septiembre 2010

Entre luces

En el mismo parto la matrona les dijo, el niño les ha salido luminiscente. Los padres se miraron estupefactos; se esperaban sorpresas pero no de este pelo: Ll emitía luz a través de la piel. Así fue creciendo feliz y de manera poco discreta; siempre iluminado, lo mismo era el alma de los cumpleaños que le resultaba imposible colarse en el circo o robar cerezas de noche. Con los años —y la necesidad de ligar— Ll fue ganado en pericia; del parpadeo monótono evolucionó a todo un catálogo de emisiones: destello, intermitencia, centelleo o fosforescencia. Cuando apagaban las luces de la discoteca, las chicas se lo rifaban. Este cortejo luminoso, que tantas conquistas le reportó, llamó la atención de una espeleóloga rusa con la que coincidió en un afterauers de Ibiza. Deslumbrada por Ll, lo llevó aquella noche a unas simas de las que se conocía la entrada, pero no la salida.
Fotocortesía: Idoia Láinez

7 comentarios:

Fanny Brice dijo...

Genial, eres una iluminada. De lo mejor que has escrito últimamente.

La lámpara... es de cierta iglesia en un colegio en lo alto de un cerro. La de horas que me he evadido contemplándola sin escuchar a nadie, viendo cómo la luz se dividía en destellos de arcoiris. Para quedarse mirándola "afterauers" :-)

Nota: la palabra de verificación de este comentario es "sperm".

La microscopista® dijo...

Ah, conozco esa lámpara lisérgica. Un efecto parecido tenía, en la iglesia de Orio, un barco descomunal que pendía del techo sobre nuestras cabezas.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola

También la he reconocido, en este caso más por la pared que por la lámpara en si.

Me ha encantado el relato. Espectacular. Veía perfectamente a Ll bailando en Ibiza, rodeado de bellezas.

Un saludo.

Begoña Eguiluz dijo...

Original "versión" del Minotauro de Creta. Estoy segura de que Li con su luminosa belleza nunca será vilmente abandonado en una playa mallorquina por la espeleóloga...

La lámpara, una belleza. Me fijaré en ella in situ.

Saludos

Los pretendientes de Ligeia dijo...

Muy bueno, enhorabuena por tus pequeñas historias. Saludos

La microscopista® dijo...

Gracias, Ligeia. Veo que también dominas lo pequeño, y me alegro.

JaiMe-fleXia dijo...

Muy bueno Julía, muy divertido, me ha encantado....con razón se velaban las ecografías siempre!!!

....te había perdido la pista entre los papeles de colores y ando poniéndome al día...muAk!

PLEGADOR.